Xataka – Realme MagDart, primeras impresiones: deberes hechos para batir a MagSafe en potencia y tiempo de carga

Estos días hemos visto que Realme presentaba MagDart, el sistema de carga inalámbrica magnética más potente hasta el momento. La marca ha decidido estrenarlo partiendo ya con varios cargadores, accesorios y el primer teléfono Android de la historia en ser compatible con esta tecnología, el Realme Flash, y en Xataka ya hemos probado este prometedor sistema de carga.

MAgDart llega para batirse en duelo, en cierto modo, con MagSafe, que más allá de tener un nombre parecido se trata del sistema de carga magnética que estrenaba Apple con los iPhone 12. Lo que promete Realme es que su tecnología, aunque equivalente, es superior en potencia y tiempo de carga, y hemos querido ver qué tal es la experiencia con MagDart y si eso se cumple.


A elegir entre la máxima potencia o el máximo silencio

Realme nos ha facilitado varios de los accesorios MagDart para probar dicha tecnología: los dos cargadores MagDart, de 50 y de 15 vatios respectivamente, el adaptador de corriente de pared (también de 50 W) y algo casi imprescindible para probarla: el Realme Flash. Y decimos casi porque también presentaron una funda para que el Realme GT, no compatible per se con dicha tecnología, pueda serlo gracias a ella, de manera que en la práctica es otro móvil que podría ser cargado con MagDart.

Como decíamos, el MagDart de Realme es similar al MagSafe de Apple. La gran diferencia que propone el sistema presentado por Realme es que su cargador MagDart de 50 W promete una velocidad de carga de 54 minutos para un teléfono con una batería de 4.500 mAh, según cuenta la compañía. Según estos datos, este cargador superaría al MagSafe de Apple si tenemos en cuenta el tiempo de carga.

Si nos fijamos en el diseño del MagDart de 50 W (el que es en cierto modo el protagonista de este ecosistema), se trata de un dispositivo de forma cuadrada y con un grosor bastante generoso. ¿El motivo? Que incorpora en su interior un sistema de refrigeración que integra un ventilador capaz de disipar mejor el calor, ya que una de las particularidades de las cargas magnéticas es el incremento de temperatura.

Este ventilador se activa siempre que el cargador esté conectado a la corriente y pongamos el teléfono sobre la superficie, permaneciendo apagado en caso contrario. Respecto a este apartado la pregunta es evidente: ¿hace mucho ruido este cargador MagDart de 50 W cuando está activado? Y la verdad es que hace menos ruido de lo que podíamos esperar.

De hecho, lo podéis ver en el vídeo de esta toma de contacto, en un pequeño clip de dicho ruido. Puede que si lo utilizamos por la noche para cargar el teléfono, dado que normalmente es una situación con mucho silencio, sí que oigamos ligeramente el ruido del ventilador, pero no llega a resultar demasiado molesto.

Pensando en quien prefiera algo más liviano y estrictamente silencioso, Realme también ha lanzado cargador magnético de 15 W de tan sólo tiene 3,9 milímetros de grosor (con lo que es más delgado que el del MagSafe de Apple). De todos modos, tanto el MagDart de 50 W como el de 15 W son perfectamente manejables y los podremos llevar con nosotros a cualquier parte, ya que su peso es bastante comedido. Por ejemplo, el MagDart de 50 W pesa 120 gramos.

Como os podéis imaginar, sobre todo si conocíais MagSafe, el proceso de carga es muy sencillo. Bastará con acercar nuestro teléfono móvil (en este caso el Realme Flash) a la superficie del cargador MagDart para que los imanes hagan su magia. La fuerza de atracción es correcta, y tanto el cargador de 50 W como el de 15 W se adhieren rápidamente a la parte trasera del teléfono.

Si utilizamos el teléfono mientras se está cargando con el MagDart, nos daremos cuenta de que la fuerza de los imanes no es suficiente para evitar que el cargador se deslice sobre el teléfono, y en algunas ocasiones la carga puede verse interrumpida

En este apartado debemos mencionar que una vez que están juntos teléfono y cargador, el agarre (o la fuerza de los imanes) no es todo lo fuerte que nos hubiera gustado. Es cierto que si dejamos el conjunto cargando sobre una superficie no tendremos ningún problema (de hecho, el cargador de 50 W cuenta con cuatro piezas de goma en la base para evitar su deslizamiento), pero si utilizamos el teléfono mientras se está cargando con el MagDart, nos daremos cuenta de que la fuerza de los imanes no es suficiente para evitar que el cargador se deslice sobre el teléfono, y en algunas ocasiones la carga puede verse interrumpida.

De ahí que la hora de desacoplar el cargador del teléfono móvil no tengamos que ejercer mucha fuerza, ni con el cargador de 50 W ni tampoco con el de 15 W. Por tanto, en cuestión de comodidad, es un sistema de carga más que correcto.

MagDart vs MagSafe ¿Supera al sistema de carga de Apple?

Tras la presentación de ayer (con continuas comparaciones con MagSafe), parece evidente que el sistema de carga MagDart planteado por Realme llega al mercado como una alternativa en Android al MagSafe propuesto por Apple. Ambos sistemas cuentan con el mismo tipo de tecnología en su interior, pero es cierto que, sobre el papel, el MagDart de 50 W de Realme arroja mejores resultados en relación al tiempo de carga.

En cuestión de diseño, el MagSafe de Apple y el MagDart de 15 W de Realme son similares. Ambos cuentan con una superficie circular, de la cual sobresale el cable que tendremos que conectar en el transformador correspondiente.

MagDart 50 W a la izquierda, MagSafe a la derecha.

Sobre esta superficie hay que posicionar el teléfono para que su carga empiece. En este caso, como comentábamos anteriormente, Realme ha conseguido reducir el grosor del MagDart de 15W a tan solo 3,9 mm, por lo que resulta un poco más ligero que el MagSafe propuesto por Apple.

Como contábamos anteriormente, los sistemas magnéticos integrados en el MagDart y el Realme Flash no brillan por tener una fuerza destacable, quedando ligeramente inestables cuando utilizamos el teléfono durante el proceso de carga. En este sentido, el MagSafe tiene una fuerza de agarre superior en sus imanes, y el conjunto teléfono + cargador magnético es mucho más estable en el caso de Apple.

Por último, en cuestión de tiempos de carga, el MagSafe de Apple es capaz de recargar la batería de la familia de teléfonos de los iPhone 12 con una potencia máxima de 20 W (siempre y cuando utilicemos el cargador de 20 W de la compañía). El tiempo de carga aproximado de esta tecnología en los teléfonos de Apple variará en función de la capacidad de batería del dispositivo. Como es obvio, inferior en el iPhone 12 Mini y superior en el iPhone 12 Pro Max. Usando el término medio, el iPhone 12 Pro se carga en 1 hora y 50 minutos utilizando el MagSafe conectado a un cargador de 20 W.

Por tanto, os anticipamos que si nos fijamos en los datos proporcionados por Realme y en las pruebas que os contaremos a continuación, vemos que la compañía ha hecho un gran trabajo en este sentido, superando los tiempos de carga de Apple en cuanto a rapidez.

Para cerrar esta rápida comparativa, y a modo de curiosidad, os contaremos también que hemos intentado cargar un iPhone 12 Pro (compatible con MagSafe), con el sistema de carga MagDart, para ver si los “polos opuestos se atraen”… Y no. Curiosamente, los imanes utilizados en los cargadores MagDart de Realme y los que se integran en los teléfonos de Apple tienen el mismo tipo de polaridad, por tanto cuando intentamos cargar un iPhone con MagDart, o el Realme Flash con MagSafe, ambos dispositivos se repelen. Casi es hasta poético.

Probando el MagDart: Así ha sido nuestra experiencia

Para comprobar qué tal se comporta el MagDart de 50 W hemos realizado dos ciclos de carga del Realme Flash en condiciones diferentes. En la primera prueba, mantuvimos el teléfono con la pantalla encendida, con un ajuste de brillo medio durante los primeros 30 minutos de carga. En cambio, en la segunda prueba hemos mantenido la pantalla del teléfono apagada.

En el primer caso, durante este lapso de tiempo de pantalla encendida, el teléfono se cargó un 34%. El resto del tiempo, apagamos la pantalla para ver si esto afectaba al rendimiento y a la velocidad de carga del MagDart, y el teléfono ha llegado del 34% al 100% en 41 minutos. Por tanto, del 1 al 100% (teniendo en cuenta esa media hora de la pantalla encendida), el MagDart de 50 W ha conseguido cargar el Realme Flash en 1 hora, 11 minutos y 27 segundos.

En cambio, si el proceso de carga se realiza con la pantalla del teléfono totalmente apagada, el tiempo de carga se ve reducido unos minutos. En este sentido, la segunda prueba del MagDart nos dejó un mejor resultado cargando la batería de 4.500 mAh del Realme Flash, del 1 al 100%, en 1 hora y 1 minuto (61 minutos).

Primera prueba.

Segunda prueba.

Es cierto que los resultados obtenidos muestran una velocidad menor a la cifra de 54 minutos que Realme afirmaba en su presentación. Pero aun así la experiencia que hemos tenido es bastante prometedora, teniendo en cuenta que en una hora tenemos nuestro teléfono cargado al 100% gracias al MagDart de 50 W y que una batería de 4.500 mAh no es para nada pequeña.

Por último, y para tener una idea más completa del uso de este sistema de carga MagDart, queríamos comprobar (además de la velocidad del cargador) la temperatura del teléfono después de completar el proceso de carga. Tras haber terminado las dos pruebas, hemos agarrado el teléfono y su cuerpo estaba caliente, a pesar de que el MagDart de 50 W cuenta con el sistema de refrigeración para disipar mejor el calor.

No pensamos que sea una temperatura alarmante que pueda llegar a estropear el teléfono, pero sí es cierto que alcanza un estado de calor notable al tacto, similar al que podemos percibir en un iPhone 12 Pro después de cargarlo por completo con MagSafe.

Promesas (casi) cumplidas

Realme entra con fuerza en el mundo de la carga inalámbrica magnética de la telefonía móvil gracias a su ecosistema de carga MagDart. La compañía no sólo introduce esta tecnología de carga para teléfonos móviles Android, sino que además, lo hace superando a su competencia directa (si hablamos de la potencia de carga del MagDart de 50 W).

Obviamente, el sistema de Realme tiene margen de mejora en algunos apartados, como pueden ser la fuerza de atracción de sus imanes o el hecho de lograr una mejor disipación de la temperatura. Pero en cuestión de velocidad de carga, a grandes rasgos el sistema cumple lo que promete.

De momento, Realme parece haber dado un primer paso sólido para cambiar la forma de cargar nuestros teléfonos móviles en Android, y esperamos que en el futuro encontremos las mejoras necesarias en relación a esas salvedades que hemos comentado. Pero el primer adoquín de este camino empieza con firmeza y dando la impresión de que podrá ser una solución con buena acogida para quienes prefieren las soluciones de carga inalámbrica


La noticia

Realme MagDart, primeras impresiones: deberes hechos para batir a MagSafe en potencia y tiempo de carga

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Mario Arroyo

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *