Xataka – Privacidad en Oxygen OS: cómo configurar tu móvil OnePlus para respetarla al máximo

Vamos a explicarte cómo configurar tu móvil OnePlus para intentar que respete al máximo tu privacidad, o por lo menos para hacerlo dentro de lo posible. Y es que debes recordar que la configuración del móvil puede ayudar, pero no puede evitar que luego la expongas en algunas aplicaciones o cuando navegas por Internet.

Si tienes otro móvil, ya te hemos hecho artículos como este tanto para Android básico como para otras capas de personalización como MIUI, One UI o EMUI. Ahora le toca el turno a OnePlus, que tiene las opciones ordenadas de diferente manera, por lo que hay algunos cambios que debes tener en cuenta.


Pero antes de que empecemos, quiero recordarte algo que hemos dicho al principio. Y es que partimos de la base de que la privacidad total no existe en un smartphone, ya que el hecho de que sea un dispositivo conectado implica ya de por sí que vas a tener que hacer ciertos sacrificios. Por eso, nuestra idea en artículos de este tipo es darte una serie de herramientas y consejos, guiándote por las configuraciones, y que luego seas tú quien decida qué medidas tomar.

Y como siempre decimos en Xataka Basics, en el caso de que consideres de que hemos pasado por alto alguna configuración que creas que debe estar aquí, te invitamos a que la compartas con todos en la sección de comentarios. Así, los usuarios que vengan en busca de una guía para principiantes y no tan principiantes, se podrán beneficiar de los amplios conocimientos de nuestra comunidad de xatakeros.

Configura el bloqueo de tu móvil

La primera línea de defensa para proteger tu móvil frente a personas que puedan tener acceso físico a él es el bloqueo de tu pantalla, y por eso vamos a empezar explicándote cómo configurarlo. Puedes bloquear tu móvil con una contraseña, patrón o código PIN, y también con sistemas biométricos como tu cara o tu huella dactilar. Para hacerlo, tienes que entrar en los ajustes, y una vez dentro pulsar en la sección Seguridad y bloqueo de pantalla, que aparecerá con el icono de un candado.

Cuando pulses, entrarás en una pantalla donde puedes gestionar todo lo relacionado con la seguridad de tu móvil, como las opciones para encontrarlo, o las actualizaciones de seguridad. Aquí, en el apartado de Seguridad del dispositivo tienes que pulsar en la opción de Bloqueo de pantalla para pasar a configurarlo.

Entrarás en una página en la que tienes varios métodos diferentes. En mi caso, tengo el de Deslizar, que es como no tener nada, o los de Patrón, PIN y Contraseña. Tienes que pulsar en el método de bloqueo que quieras usar para pasar a configurarlo. En el caso de que te queden dudas, aquí tienes la descripción de cada uno:

Ninguno: La opción más insegura de todas, la pantalla ni siquiera se bloquea.
Deslizar: Elimina todas las protecciones y solo tendrás que deslizar la pantalla para desbloquearla. No hay ningún tipo de seguridad, por lo que no es recomendable.
Patrón: Configuras un patrón que debes escribir uniendo 9 puntos. Es un tipo de seguridad media, y es recomendable que no uses tu inicial sino otro patrón más diferente.
PIN: Estableces una clave de 4 números, algo que puede suponer una protección bastante alta siempre que no uses fechas que sean importantes para ti y fácilmente adivinables.
Contraseña. Puedes configurar una contraseña con muchas letras o números. Aquí, es importante que leas nuestra guía sobre cómo crear contraseñas seguras para maximizar la privacidad.

De vuelta en el menú de de Seguridad y bloqueo de la pantalla, en el apartado de Seguridad del dispositivo tienes otros tres métodos adicionales para desbloquear el móvil saltándote el principal que hayas configurado. Se trata de sistemas biométricos que pueden ser bastante más cómodos para no tener que recordar contraseñas o patrones. Son estos:

Desbloqueo facial: Si lo activas, configurarás el desbloqueo facial del móvil.
Huella digital: La segunda opción de desbloqueo biométrico, utilizando tu huella dactilar. Puedes añadir varias huellas de diferentes dedos para que te sea más fácil.
Smart Lock: Es el sistema con el que puedes vincular un dispositivo secundario al móvil, como un reloj inteligente. Entonces, cuando lleves este dispositivo encima desbloqueado, el móvil también permanecerá desbloqueado para no necesitar PIN, contraseña, patrón ni huella.

Si has elegido un tipo de desbloqueo biométrico, verás que es un sistema complementario que necesita tener uno principal configurado, como un patrón, PIN o contraseña. Dentro de este sistema, podrás configurar tu reconocimiento facial o gestionar tus huellas digitales para poder añadir otras o eliminar algunas que tengas configuradas.

Utiliza el Lockbox

La aplicación de Administrador de archivos tiene un carpeta protegida por contraseña, que se llama Lockbox. Esta aplicación es el gestor de carpetas que viene preinstalado en los móviles de OnePlus, y la primera vez que entres en Lockbox tendrás que establecer una contraseña o PIN de 6 dígitos, que será la que haga falta utilizar cada vez que se quiera entrar.

La idea es la de tener un entorno seguro en el que guardar tus archivos más sensibles, y que si alguien te coge o te roba el móvil, estos archivos tengan una capa extra de protección además del desbloqueo de tu móvil. Dentro de este Lockbox vas a poder crear todas las carpetas que quieras y meter archivos según tu necesidad. Ni siquiera se van a poder sacar capturas de pantalla mientras estés dentro del Lockbox.

Envíale menos datos a Google

En el apartado de Privacidad de los ajustes de tu OnePlus, si despliegas el menú Avanzado, verás una categoría de Servicios relacionados con Google. Esta categoría sirve para limitar parte de los datos que Google recopila sobre ti para mejorar los servicios que te ofrece en tu móvil Android. Estos son los elementos que vas a poder desactivar:

Servicio personaliz: Si lo desactivas, dejarás de enviar datos sobre las apps que utilizas, los usuarios que hay en el móvil o el contenido que consumes, y ya no tendrás contenidos personalizados dependiendo de ellas.
Autocompletar de Google: Se dejarán de guardar direcciones, métodos de pago o contraseñas para autocompletarlas cuando Google detecte que se te piden.
Historial de ubicaciones de Google: Podrás desactivar el que Google recopile los sitios donde estás con el móvil, y eliminar el historial de ubicaciones. Esto hará que apps como Google Maps dejen de saber por dónde te has movido, lo que puede ser bueno o malo dependiendo de cómo la uses.
Controles de actividad: Podrás desactivar que Google sepa en qué webs navegas y cómo lo haces para intentar ofrecerte búsquedas más rápidas o mejores recomendaciones. Vamos, que Google lo tendrá más difícil para saber lo que haces en Internet.
Anuncios: Podrás desactivar la personalización de anuncios en este dispositivo dependiendo de los gustos personales que Google ha recopilado sobre ti, o restablecer esta ID de publicidad para que se olvide de tus gustos.
Uso y diagnóstico: Dejarás de enviarle a Google los diagnósticos de errores, y la información de qué haces en el móvil y dentro de las aplicaciones.

Gestiona los permisos de las aplicaciones

Ahora toca pasar a uno de los puntos más importantes de este artículo, para la privacidad y seguridad de tus datos. Se trata de proteger tu privacidad de las aplicaciones que tienes instaladas revisando los permisos que le das a cada una de ellas. Todas las apps suelen necesitar ciertos permisos para funcionar correctamente, por lo que desactivándolos pueden fallar o volvértelos a pedir después, pero es importante revisar esto para que ninguna app pida más de lo que necesita. Para configurar esto, entra en Ajustes pulsa en el apartado de Privacidad al que hemos ido en los puntos anteriores.

Dentro, pulsa en la opción Gestor de permisos, y llegarás a la pantalla donde controlar los tipos de permiso a los que pueden acceder las apps. Esto se te mostrará como una lista con todos los permisos que puede dar el móvil, y al pulsar en cada uno de ellos verás las aplicaciones que lo tienen. Esta es la lista de todos los permisos que puedes configurar, explicados para que los entiendas.

Actividad física: El móvil va recopilando tu actividad física, y estos datos los puedes compartir con aplicaciones propias de Google como Google Fit u otras apps de terceros que te ayuden en tus entrenamientos.
Archivos y contenido multimedia: Permiso para acceder al disco duro de tu móvil para poder mirar qué archivos tienes en determinadas carpetas y utilizarlos. Por ejemplo, para obtener las fotos que tienes.
Calendario: Permiso para acceder al calendario de tu cuenta del móvil, y así poder ver todas las citas que tengas y poder añadir nuevas a él.
Cámara: Permiso para poder utilizar la cámara de tu móvil, como por ejemplo cuando vas a sacar una foto utilizando el menú interno de una aplicación de mensajería o una red social.
Contactos: Permiso para poder ver los contactos que tienes en tu agenda y poder interactuar con sus datos. Por ejemplo, cuando en una red social le das a la opción de buscar personas que ya conozcas, utilizará los datos de tus contactos como su móvil para saber si están en ella.
Micrófono: Permiso para utilizar el micrófono de tu móvil para hacer grabaciones. Por ejemplo, para que el asistente escuche cuando le hables o puedas enviar mensajes de voz en una aplicación de mensajería.
Registro de llamadas: Permiso para poder entrar en tu aplicación de teléfono y ver las llamadas que has realizado.
Sensores corporales: Permiso para acceder a los sensores biométricos de tu móvil, como por ejemplo el escáner de huellas dactilares en el caso de que una aplicación te pida utilizarlo para verificar tu identidad.
SMS: Permiso para leer los SMS que lleguen a tu móvil. Por ejemplo, cuando una aplicación te envía un código de verificación, puede pedirte este permiso para que no tengas que escribirlo a mano y lo detecte automáticamente.
Teléfono: Permiso para poder acceder a la aplicación de teléfono y poder realizar llamadas por ti.
Ubicación: Permiso para acceder a los datos del GPS de tu móvil. Tranquilo, porque ahora entramos en más detalle en este permiso.
Permisos adicionales: Otra serie de permisos que pueda haber introducido el fabricante de tu móvil o que estén sujetos a otro tipo de herramientas menos comunes, como la información sobre tu coche si tienes Android en uno.

Cuando pulses en cualquiera de estos permisos, verás una lista de todas las apps que pueden acceder a sus datos. Por lo general, las aplicaciones de esta lista estarán divididas en tres grupos: las que tienen permiso para acceder los datos, las que sólo pueden acceder mientras se usan, y las que tienen denegado el permiso. Aquí, lo único que debes hacer es pulsar sobre la app que quieras para poder editar el permiso.

Cuando pulses sobre una de las aplicaciones de la lista entrarás en la pantalla donde puedes gestionar sus permisos. Como lo has hecho desde un tipo de permiso de datos concreto, en esta pantalla se te dirá si la aplicación tiene acceso a los datos. Puedes tener hasta cuatro opciones, pudiendo permitir el acceso cuando la app esté siendo usada activamente, permitir siempre, preguntar siempre o denegarlo. Dependiendo del tipo de permiso, puede que haya menos opciones.

La primera vez que abras una aplicación, te pedirá que le des los permisos que necesita para funcionar, y dependerá de ti dárselos todos o solo algunos. Pero si cambias de opinión, con los pasos que te hemos dado vas a poder volver a gestionar los permisos de cada app. En el caso de que deniegues un permiso que la app necesita, cuando vayas a utilizar la función para la que hacen falta te lo volverá a pedir.

Revisa los servicios de Google

Android es un sistema operativo creado por Google, y tiene varios de sus servicios insertados dentro. Sin embargo, también vas a poder revisar y configurar el acceso a todos tus datos por parte de estos servicios de Google. Para ello entra en la aplicación de Ajustes, y pulsa sobre la sección Google que tendrás un poco más abajo.

Entrarás en una pantalla en la que vas a ver todos los servicios de Google que pueden utilizarse en Android, y por lo tanto, que también están en tu móvil OnePlus. Casi todos te van a ayudar a mejorar tu privacidad, aunque será a base de limitar el uso que Google puede hacer de tus datos y, por lo tanto, limitando varias funciones del móvil. Aquí tienes la descripción de cada una de ellas.

Notificaciones de exposición al COVID-19:Esta sección no es una aplicación ni servicio concreto, sino una base desde la que controlar aplicaciones como la de Radar COVID y similares que hayan sido desarrolladas e implementadas en otros países basándose en la API de rastreo creada por Google y Apple. Te permite ver qué aplicaciones de este tipo tienes y eliminar su acceso a esta API.
Anuncios: Puedes desactivar la personalización de anuncios, diciéndole a las apps que no utilicen tu ID de publicidad para crear perfiles y mostrar anuncios acorde a ellos.
Autocompletar: Por defecto está desactivado, pero si lo activas, harás que cuando te llegue un SMS con un código de verificación, este se autocomplete en la aplicación que estés utilizando y para la que lo hayas solicitado.
Chromebook: Te permite gestionar la vinculación entre tu móvil y algún Chromecast. Si los vinculas, podrás enviar contenido de un dispositivo a otro, y aquí podrás controlar esa vinculación.
Compartir en dispositivo: Aparece una lista de aplicaciones que comparten datos de tu dispositivo para que el resto de apps de Google pueda utilizarlos para personalizar tu experiencia con sugerencias y recomendaciones. Puedes desactivar las apps cuyos datos no quieres que se compartan.
Conexiones del dispositivo: Puedes activar y configurar las conexiones de tu móvil con Android Auto, controlar el contenido multimedia de los dispositivos de envío con una notificación, o con otros dispositivos.
Configurar y restaurar: Son controles que te sirven para configurar dispositivos cercanos, tu perfil de contacto, o restaurar los contactos de cualquiera de tus cuentas vinculadas.
Controles parentales: Configura el control parental de Android mediante Family Link.
Copia de seguridad: Te permite hacer una copia de seguridad de tu dispositivo, y de datos como las aplicaciones, el historial de llamadas, los contactos, los ajustes, las fotos o incluso los SMS para poder restaurarlo después de resetear el móvil o cambiarte a otro.
Datos y mensajes: Tienes opciones para gestionar los archivos de apps compatibles con Drive o el número de teléfono de tu dispositivo.
Seguridad: Tiene las opciones de encontrar tu dispositivo o analizar las aplicaciones instaladas con Google Play Protect.
Servicios de la cuenta: Te permite configurar otros servicios como las aplicaciones conectadas a tu cuenta, Google Fit, Google Pay, Google Play Instant, el asistente, la sincronización de contactos o la ubicación.

Aunque la mayoría de las opciones de la lista no tienen una gran relevancia en la privacidad, sí que hay algunas que sí la tienen. Por ejemplo, puedes pulsar en la opción de Anuncios. En ella podrás restablecer tu ID de publicidad para resetear los datos que hay recopilados sobre ti para mostrarte publicidad que te resulte relevante. Y si no quieres que se utilicen los datos de tu perfil publicitario, activa la opción de Inhabilitar Personalización de Anuncios que verás en esta ventana.

También puedes ir a la opción Compartir en dispositivo, donde puedes desactivar las aplicaciones que pueden enviarle sus datos a otros servicios de Google. Con esto, se pueden personalizar las sugerencias y recomendaciones, pero si no quieres que Google coseche más datos sobre ti todavía, entonces no te va a dar ningún problema desconectarlos.

Por último, también puedes entrar en la opción Aplicaciones conectadas dentro de Servicios de la cuenta. Verás una lista con todas las aplicaciones vinculadas a tu cuenta de Google, y si pulsas sobre cada una de ellas se te dirá a los datos de tu cuenta a las que puede acceder. Aquí, lo que tienes que hacer es ir desconectando las aplicaciones que no quieres que accedan a tus datos para proteger tu privacidad.

Revisa las búsquedas y el asistente de Google

Dentro de la sección de Google en los ajustes, dentro de la opción de Servicios de la cuenta que hemos mencionado antes hay otra sección que merece ser tratada a fondo. Se trata de la de Buscador, el Asistente y Voice, que al pulsar sobre ella te lleva a una página donde podrás ajustar las opciones de los comandos de voz y el asistente de Google. Estas son las opciones disponibles.

Si pulsas en la opción General, podrás desactivar varias opciones como la de guardar las páginas recientes que visitas, desactivar los resultados personales relacionados con otras apps de terceros, o la de autocompletar con tendencias de búsqueda, que recopila las búsquedas que sueles hacer.
Si pulsas en la opción Notificaciones, podrás desactivar todas las notificaciones que te envía Google. Desde las proactivas hasta los recordatorios deportivos o las relacionadas con la meteorología o los desplazamientos frecuentes.
Si pulsas en Intereses, podrás ver y gestionar todo lo que Google ha considerado que son temas que te interesan según cómo has estado navegando por Internet y accediendo a contenidos.
Si pulsas en la opción Voz, podrás gestionar tus idiomas, aplicar filtros para palabras malsonantes o desactivar el poder grabar audio a través de dispositivos Bluetooth. También podrás desactivar la detección del comando OK Google con el que invocar al asistente, de forma que el móvil no esté escuchando hasta oírtelo decir.
Si pulsas en la opción Idioma y región, podrás configurar el idioma de tus búsquedas y la región. Por defecto Google detectará tu región cuando le pidas cosas con comandos de voz, pero esto lo puedes cambiar para poner cualquier otra.
Si pulsas en la opción Información, verás la información de las condiciones de servicio, política de privacidad, avisos legales y las licencias de código abierto.

En la lista de arriba hemos dejado aparte la opción de Asistente de Google, ya que necesita una explicación un poco más extensa. Cuando pulses en esta opción, irás a un menú en el que puedes configurar todo lo relacionado con el asistente, desde la manera en la que quieres que te llame y el reconocimiento de voz hasta las listas de compras o unidades de tiempo. Aquí, es importante que pulses en Tus datos en el asistente.

Entrarás en una página donde puedes ver los datos que ha estado recopilando sobre ti el asistente, y que están en Google tiene asignados a ti. En esta pantalla, pulsa en el botón Actividad del Asistente dentro del campo Actividad reciente.

Irás a una página en la que puedes ver que Google tiene esto configurado por defecto para recopilar todo lo que haces con el asistente hasta que lo borres de forma manual. Abajo del todo, tienes la lista de actividades que puedes ir borrando. Sin embargo, si pulsas en Cambiar este ajuste podrás hacer que la actividad se borre automáticamente cuando pasen 3 o 18 meses, una buena opción para cuidar de tu privacidad.

Decide sobre la opción de encontrar dispositivo

Todos los dispositivos de Android tienen una opción que te permite encontrar tu móvil desde la web en el caso de que lo hayas perdido. Esto es muy útil, pero para hacerlo posible, el móvil le está enviando constantemente su ubicación a Google. Por lo tanto, aunque puede ayudarte a salvar el móvil, también puede que no te convenza del todo por temas de privacidad. Para desactivarlo, entra en Ajustes, y pulsa en la sección de Seguridad y bloqueo de pantalla.

Cuando entres dentro de esta sección, tienes que mirar en el apartado de Estado de seguridad, que es el primero que aparece. En él, pulsa sobre la opción de Encontrar mi dispositivo para entrar a configurarlo. Irás a una pantalla en la que simplemente tienes que desactivar la opción con su pestaña.

Desactivar envió de muestras en Google Play

Google Play, la tienda de apps de Android, tiene un sistema de seguridad al que envías muestras continuas de todas las apps que tienes para buscar amenazas. Si no quieres enviarle estos datos a Google, puedes desactivar la opción a cambio de que tu móvil será un poco más inseguro. Para hacerlo entra en la Play Store, pulsa en el botón de menú con tu foto de perfil, y en las opciones entra en Play Protect.

Vas a acceder a la pantalla del sistema de seguridad de la Play Store de Android, donde puedes analizar las apps a mano. Aquí, pulsa en el botón de configuración arriba a la derecha, el que tiene el icono de la rueda dentada, para entrar en sus ajustes

Irás a una pantalla con dos opciones. Para desactivar el envío de muestras, **desactiva la opción Analiza aplicaciones con Play Protect. Y luego, si quieres también puedes desactivar el envío de aplicaciones desconocidas para que Google tampoco sepa lo que instalas más allá de su tienda oficial, desactiva la opción de Mejorar la detección de aplicaciones dañinas. Aquí, recuerda que haciendo esto le estarás quitando a tu móvil una valiosa capa de seguridad.

Considera usar DNS o VPN

Más allá de las opciones internas de privacidad relacionadas con lo que pasa dentro del móvil, también vas a poder maximizar tu privacidad a la hora de conectarte a Internet desde el móvil. Para ello vas a tener dos opciones diferentes, la de configurar una VPN y la de utilizar el bloqueo por DNS. Las redes VPN ayudan a ocultar tu dirección IP real cuando te conectas a Internet, pudiendo incluso fingir que estás conectado desde otro sitio.

Mientras, utilizar una DNS diferente a la de tu operadora ayuda a maximizar la privacidad, aumentar la seguridad ante ataques o evitar los bloqueos de tu operadora puede interesarte. En Xataka Basics ya te hemos propuesto una lista con las mejores DNS de 2019 para que elijas la que más te convenza.

Para utilizar cualquiera de estas dos opciones, tienes que entrar en los ajustes de tu móvil, y dentro, entrar en la sección de WiFi y redes móviles. Aquí dentro vas a ver las opciones de VPN y DNS privado, y al pulsar sobre cualquiera de las dos pasarás a poder configurarlas siguiendo los pasos que se te proponen.

Para momentos puntuales en los que no quieres que se sepa nada sobre ti ni que tu móvil envíe ninguna señal, también tienes la opción de activar el modo avión. Este modo hará que no tengas Internet, pero puede ayudarte en momentos puntuales, aunque recuerda que cuando lo reactives es posible que tu móvil le cuente a Google lo que has ido haciendo mientras lo tenías con este modo. Lo tendrás en la pantalla de acciones rápidas de Android, o en las avanzadas de Redes e Internet junto a la VPN y DNS.

Más allá de Android, cosas a tener en cuenta

Con todos estos pasos y consejos que te hemos dado vas a poder hacer que tu móvil recopile y difunda la mínima información posible sobre ti. Pero esto no convertirá tu móvil en completamente privado, ya que no evitará que otros servicios o aplicaciones recopilen y difundan estos datos o muchos otros. Por ejemplo, cuando navegas en Internet o a la hora de utilizar una aplicación concreta.

Por ejemplo, a la hora de navegar es importante tener un navegador que cuide de tu privacidad. Puedes intentar configurar Chrome para que intente respetar más tu privacidad, o probar algún navegador alternativo. Son especialmente interesantes algunos navegadores creados para proteger tu privacidad, como puede ser el caso de alternativas como Firefox Focus.

Otro aspecto a tener en cuenta es el de los buscadores que utilizas en Internet. Google le manda tus datos de búsqueda a Google, Bing se los manda a Microsoft, y así la mayoría de los principales puede comprometer tu privacidad. Sin embargo, existen algunas alternativas que sí que intentan cuidar al máximo el que no se te rastree en Internet.

Además, también es importante tener cuidado con las aplicaciones que te instalas. Ya no sólo por los permisos que se les pueda dar, ya te hemos explicado cómo gestionarlos, sino porque algunas podrían hacer más de lo que te dicen e incluir algún tipo de sistema que rastrea lo que haces. Fíjate bien en la descripción de cada una y en los comentarios que pueda tener en la tienda de aplicaciones, y si ves algo sospechoso busca alternativas.

Pero siempre hay algunas aplicaciones de las que no puedes prescindir, y en esos casos lo mejor es que revises las configuraciones de privacidad individuales de cada app. Por ejemplo, nosotros ya te hemos explicado cómo evitar que Google Maps guarde un historial con todas tus ubicaciones, cómo mejorar tu privacidad en YouTube, o cómo hacer más privada tu cuenta de Instagram.

Por último, las aplicaciones de mensajería. Aquí la privacidad ya es más opcional, aunque también te hemos dicho cómo ocultarte al máximo en WhatsApp y cómo hacerlo también en Telegram. Con el resto de aplicaciones, tendrás que ir revisando sus respectivas configuraciones.


La noticia

Privacidad en Oxygen OS: cómo configurar tu móvil OnePlus para respetarla al máximo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Yúbal Fernández

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *